Guías

Desarrollo infantil: los primeros cinco años

Desarrollo infantil: los primeros cinco años

Sobre el desarrollo infantil temprano

Desarrollo es el término utilizado para describir los cambios en el niño. crecimiento físico, así como su capacidad para aprender las habilidades sociales, emocionales, de comportamiento, de pensamiento y de comunicación. Ella necesita para la vida. Todas estas áreas están vinculadas, y cada una depende de las demás e influye en ellas.

En los primeros cinco años de vida, el cerebro de su hijo se desarrolla más y más rápido que en cualquier otro momento de su vida. Las primeras experiencias de su hijo (sus relaciones y las cosas que ve, oye, toca, huele y sabe) estimulan su cerebro y crean millones de conexiones. Esto es cuando se establecen las bases para el aprendizaje, la salud y el comportamiento a lo largo de la vida.

Los bebés nacen listos para aprender, y sus cerebros se desarrollan a través del uso. Por lo tanto, su hijo necesita un entorno estimulante y afectuoso con muchas actividades diferentes que le brinden muchas formas de jugar y aprender, y muchas oportunidades de practicar lo que está aprendiendo.

Relaciones: la base para el desarrollo infantil

Las relaciones de los niños afectan todas las áreas y etapas de su desarrollo.

Esto se debe a que las relaciones son experiencias. De hecho, las relaciones son las experiencias más importantes en el entorno de su hijo porque le enseñan más sobre el mundo que lo rodea. También dan forma a la forma en que ve el mundo.

A través de las relaciones, su hijo aprende si el mundo es seguro, si es amado, quién la ama, qué sucede cuando llora, se ríe o hace una mueca, y mucho más.

Su hijo también aprende al ver las relaciones entre otras personas, por ejemplo, cómo se comporta con su pareja y cómo se comporta su pareja con usted. Este aprendizaje es la base para el desarrollo de la comunicación, el comportamiento, las habilidades sociales y de otro tipo de su hijo.

La relación más importante de su hijo es con usted. Las relaciones con otros miembros de la familia, cuidadores, incluidos los educadores de la primera infancia y otros niños, también son muy importantes.

Una relación amorosa y enriquecedora los ayuda a usted y a su hijo a aprender un poco más el uno del otro todos los días. A medida que su hijo crezca y se desarrolle, sus necesidades cambiarán. Aprenderá más sobre lo que necesita y cómo puede satisfacer estas necesidades.

Jugar: como ocurre el desarrollo infantil

En los primeros años, la principal forma de aprendizaje y desarrollo de su hijo es a través del juego.

El juego es divertido para su hijo y le brinda la oportunidad de explorar, observar, experimentar, resolver problemas y aprender de sus errores. Ella necesitará su apoyo y aliento para hacer esto. Pero es importante tratar de encontrar un equilibrio entre ayudar a su hijo y dejar que pruebe cosas solo, lo que significa que a veces puede cometer errores. Descubrir por sí misma cómo funciona el mundo es una gran parte del aprendizaje de su hijo.

Pasar mucho tiempo jugando, hablando, escuchando e interactuando con usted ayuda a su hijo a aprender las habilidades que necesita para la vida. Estas habilidades incluyen comunicarse, pensar, resolver problemas, moverse y estar con otras personas y niños.

El juego es un gran constructor de relaciones. Pasar tiempo jugando con su hijo le envía un mensaje simple: usted es importante para mí. Este mensaje ayuda a su hijo a saber quién es y dónde encaja en el mundo.

Otras cosas que dan forma al desarrollo infantil

Los genes de su hijo y otros factores como la alimentación saludable, la actividad física, la salud y el vecindario en el que vive también tienen un gran impacto en el bienestar y el desarrollo de su hijo.

Alimentación saludable
La comida saludable le da a su hijo la energía y los nutrientes que necesita para crecer y desarrollarse. Ayuda a desarrollar su sentido del gusto. La alimentación familiar saludable y los patrones de alimentación en los primeros años pueden establecer hábitos alimenticios saludables para toda la vida.

Su hijo aprende acerca de las elecciones de alimentos de usted, por lo que la mejor manera de ayudarlo a desarrollar hábitos alimenticios saludables es dejar que lo vea preparándose, comiendo y disfrutando usted mismo de alimentos saludables.

Actividad física
Estar físicamente activo hace que su hijo se mueva. Desarrolla sus habilidades motoras, lo ayuda a pensar y le da la oportunidad de explorar su mundo. Por lo tanto, su hijo necesita muchas oportunidades para el juego activo, tanto dentro como fuera. Si usted es activo, es probable que su hijo siga su ejemplo.

Salud
La salud de su hijo puede influir en su desarrollo. Todos los niños se enferman en algún momento, por ejemplo, con tos y resfriados, dolor de oído o gastroenteritis. Estas enfermedades infantiles menores generalmente no causarán problemas a largo plazo con el desarrollo.

Pero las condiciones crónicas o a largo plazo pueden afectar el desarrollo de su hijo. Estos incluyen discapacidades de desarrollo y aprendizaje, como sordoceguera o trastorno del espectro autista, así como afecciones como fibrosis quística, cáncer o parálisis cerebral.

Si su hijo tiene una afección crónica, es una buena idea hablar con su médico de cabecera, la enfermera de salud infantil y familiar u otro especialista médico, por ejemplo, un pediatra. Estos profesionales de la salud pueden informarle sobre cómo la afección de su hijo podría afectar el desarrollo y cómo puede brindarle un mejor apoyo.

Vecindario y comunidad local
Su vecindario y comunidad local influyen en el desarrollo de su hijo. Por ejemplo, el desarrollo de su hijo está respaldado por relaciones positivas con amigos y vecinos, y acceso a parques infantiles, parques, tiendas y servicios locales como guarderías, grupos de juego, jardines de infancia, escuelas, centros de salud y bibliotecas.

Desarrollando a diferentes velocidades

Los niños crecen y se desarrollan a ritmos diferentes.

Algunos padres se preocupan por cuándo caminará su hijo, y otros se preocupan por cuándo aparecerán los primeros dientes de su bebé. La mayoría de las habilidades se desarrollan en el mismo orden, pero la edad en que ocurren puede variar incluso para los niños de la misma familia.

Si se pregunta si el desarrollo de su hijo es "normal", puede ser útil recordar que el desarrollo es diferente para cada niño. Por ejemplo, el rango de edad típico para que los niños comiencen a caminar es de 8 a 18 meses. Entonces, si su hijo no camina a los 14 meses, está bien.

Si realmente siente que algo no está bien con el desarrollo de su hijo, confíe en su instinto. Consulte a su hijo o enfermera de salud familiar, médico de cabecera o pediatra.

Ser padre

Ya sea que esté criando a un hijo como padre, abuelo, cuidador familiar o padre adoptivo, siempre está aprendiendo. Todos cometemos errores y aprendemos a través de la experiencia. Está bien sentirse seguro de lo que sabe. Y también está bien admitir que no sabe y hacer preguntas.

Tu propio La salud física y mental es una parte importante de la crianza de un hijo.. Pero con todo el enfoque en cuidar a un niño o bebé, muchos padres y cuidadores se olvidan o se les acaba el tiempo para cuidarse a sí mismos. Cuidarse le ayudará con la comprensión, la paciencia, la imaginación y la energía que necesita para criar a su hijo.